Llegadadel cachorroComo educarloLa hora dedormirLa adolescencia

En cuantodecidimos adquirir un cachorro hay dos cosas que debemos tener muy presentes, la primera que no es un juguete y la segunda que nuestrocachorro  no aprenderá solo, su comportamiento futuro dependeráde la educación que reciba de nuestra parte.
 
Aligual que ocurre en los seres humanos, su mente es mucho más flexibley aprende más deprisa cuanto más corta sea su edad.
 
Enel caso de los perros, el primer año de vida es crucial, ya quedurante este periodo se establecen las pautas de su buena o mala conductafutura.
 
Sino comenzamos a educarlo desde el principio luego nos será imposible,ya que su vitalidad y su energía aumentarán hasta desbordarnos.
 
Unasbuenas bases educativas son el secreto del éxito.
 
Loesencial es que nuestro perro sepa desde el principio el lugar que ocupaen casa.
 
Losperros instintivamente, se consideran parte de una jerarquía, porello, es tarea nuestra que sepa cuál es su lugar.
 
Debeaprender que somos nosotros los que mandamos en casa y quienes decidimossi lo que hace está bien o mal, de lo contrario pensará quees jefe de la manada y que puede hacer lo que se le antoja: romper nuestroscalcetines, sentarse en el sofá o no parar de ladrar hasta que consigalo que desea.
 
Siconseguimos esto, el resto es tarea fácil y sobre estos cimientospodremos construir lo que queramos.

 Esperamosque esta información os sea de utilidad.


Retorno Menú